Vivienda elegante con un ambiente hogareño

Puertas pivotantes triples de madera de roble

Tanto el interior como el exterior de esta villa de más de 1.500 metros cuadrados en las colinas de Karlsruhe se han diseñado por Laurenz Vogel. Este arquitecto y diseñador de interiores austriaco comenzó su carrera como carpintero. Ello explica que resulte fácil observar su amor por la madera y por otros materiales naturales en su trabajo. Por ejemplo, las tres puertas pivotantes de madera de roble que ha diseñado para este proyecto: todas tienen seis metros de altura y van desde el suelo hasta el techo de la primera planta. Como las puertas permiten el paso de la luz, incluso cuando se cierran, forman un factor de conexión entre el amplio salón y el entorno boscoso.

Fotografía Christian Buck
Diseño Architekt Laurenz Vogel
Fabricado MTB-Schreinerei y Schreinerei Fuchs

Un hogar lúdico al borde de un bosque

La vivienda está ubicada al final de la calle, junto a un bosque. La anterior casa de este lugar era más pequeña, pero el propietario quería construir una casa más grande. Por eso, Vogel ha diseñado un chalet de cinco plantas, dos de ellas bajo el nivel del suelo. El punto más alto del edificio está a sus 12 metros. La azotea, con su lujosa piscina, ofrece una excelente vista. Para evitar que el edificio pareciera un bloque macizo, Vogel ha decidido que los suelos se escalonasen cada 1,2 metros y ha alternado el uso de piedras oscuras y claras. Este estilo arquitectónico escalonado y los diferentes materiales crean un efecto lúdico que le brinda a la villa un aspecto elegante.

La casa azul

Para incorporar la naturaleza del entorno a la casa, Vogel ha utilizado una gran cantidad de cristal en su diseño. El cliente le había pedido a Vogel que ocultase en lo posible la antigua casa azul de los vecinos, ya que destaca considerablemente en un entorno que, por lo demás, es verde. Esto supuso un reto de diseño, ya que el sol entra por el salón exactamente por el lado de la casa azul. Por lo tanto, cerrar completamente este lado de la casa no era una opción. A Vogel se le ocurrió entonces la idea de utilizar puertas pivotantes, ya que, además de prácticas, resultan sumamente elegantes. Y como las puertas son de lamas de madera de roble, permiten que la luz entre sin que la casa azul robe constantemente el protagonismo.

Conexión de pisos

Al igual que en su anterior casa, el propietario quería una mezzanine para crear un espacio alto y abierto. Esto permite mirar directamente desde la primera planta a la planta baja, y al revés. La mezzanine crea una mayor conexión entre el salón y la cocina de la planta baja y los dormitorios de los niños y los demás de la planta superior. De este modo, toda la familia se reunirá en un abrir y cerrar de ojos en torno a la mesa del comedor para conversar sobre el día entre ellos, a la vez que disfrutan de una comida casera. Eso es exactamente lo que buscaba el cliente: una casa grande y espaciosa con un ambiente cálido.

Gran efecto

Además de la mezzanine, las puertas pivotantes de madera de roble también contribuyen al carácter íntimo de la villa. «Las puertas pivotantes cuentan con un gran impacto en el salón», dice Vogel. «El área mide 150 metros cuadrados, así que he incorporado más posibilidades para hacerla más acogedora. Por ejemplo, se puede cerrar la sala del piano con una puerta pivotante de 2,5 metros de ancho del mismo color que la pared, lo que hace que parezca que la puerta no está ahí. Sin embargo, las tres puertas pivotantes de madera ubicadas junto a la cocina son las que más efecto tienen. Permiten ampliar o reducir la sala de estar. Si quieres darle a la división una sensación más hogareña, puedes cerrarlas sin que esa división quede demasiado oscura».

Puertas pivotantes de madera

Fotografía Christian Buck, Diseño Architekt Laurenz Vogel, Fabricado MTB-Schreinerei y Schreinerei Fuchs
Fotografía Christian Buck, Diseño Architekt Laurenz Vogel, Fabricado MTB-Schreinerei y Schreinerei Fuchs
Fotografía Christian Buck, Diseño Architekt Laurenz Vogel, Fabricado MTB-Schreinerei y Schreinerei Fuchs
Fotografía Christian Buck, Diseño Architekt Laurenz Vogel, Fabricado MTB-Schreinerei y Schreinerei Fuchs
Drag over the photos for more

Manejo inteligente de la humedad

Hay tres puertas pivotantes una al lado de la otra, todas de lamas de madera de roble. Como el espacio entre cada lama es de 3 centímetros, dejan pasar suficiente luz. Las puertas miden 1,6 metros de ancho y 6 metros de alto cada una: van desde el suelo de la planta baja hasta el techo de la primera planta. La altura supuso el mayor reto de este proyecto, ha comentado Vogel. «Cuando se trabaja con materiales naturales, habrá que llevarse en cuenta la humedad de la habitación. En cuanto sube la temperatura del salón, la madera se dilata y existe el riesgo de que se deforme. Para evitarlo, los compañeros de MTB Schreinerei han producido un marco de acero en la puerta: cada lama contiene un hilo de acero. Como resultado, las puertas pivotantes pesan 450 kilos cada una».

System 3

Para las bisagras, Vogel ha utilizado el System 3 de FritsJurgens, de modo que las puertas se pueden retener en varias posiciones. Esto significa que girarán automáticamente desde cualquier ángulo de 45 grados para mantener posiciones de retención de 0, 90, 180 o 270 grados. Como hay tres puertas contiguas, este sistema es crucial para que mantengan siempre un aspecto elegante. A Vogel le gusta trabajar con FritsJurgens. «El carpintero ha probado bisagras de varios fabricantes, y el System 3 se ha impuesto claramente. También hemos hecho con que el cliente probase dos muestras, y las bisagras de FritsJurgens son las que mejor se mueven. Lo que más aprecio es que te explican todos los detalles sobre las posibilidades de las bisagras. En especial como diseñador, esto resulta en una enorme comodidad».

Saber más sobre el System 3 de FritsJurgens

system-3-scale.png
Gracias por registrarte.